lunes, 17 de diciembre de 2012

¿Pikler o parque?

Parque sí o parque también...

Este es uno de los últimos consejos que hemos recibido de mucha de la gente que nos rodea." ¿cómo no vais a tener un parque?", "el parque es genial para que la niña esté bien recogidita", "debeis tenerlo porque asi no se escapa de un lado para otro".

PUES NO. Eso es lo que opino, le pese a quien le pese. Ni quiero, ni necesito un parque. Siempre he imaginado a mi hija moviéndose por el suelo, descubriendo todo lo que la rodea y ahora está empezando a llegar ese momento. Nos regalaron una gran mantita de juegos, y a pesar de su tamaño, Vera se acaba saliendo. A nuestra intrépida pequeña le llama la atención todo aquello que está fuera de la manta, todo aquello que ella ve que nosotros utilizamos y supongo que todo lo que se sale de los límites que su mantita marca.

Hace tiempo conocí a través de algún blog (el rumor de las libélulas) de Noraya Kalam el libro "Moverse en libertad" de Emmi Pikler. Según esta pediatra, los niños pueden tener un desarrollo motor adecuado sin ayuda de un adulto, en condiciones ambientales adecuadas. Se centra en el desarrollo motor espontáneo de los pequeños para el cual, la intervención de los adultos no siempre es beneficiosa, ya que en ocasiones intentamos provocar posturas para los cuales los pequeños no están preparados.
Yo soy partidaria de ver a Vera moverse en libertad y descubrir así todo su entorno

1 comentario:

 

Template by BloggerCandy.com