martes, 18 de diciembre de 2012

6 Meses de Felicidad...


La imagen lo dice todo. Nuestra pequeña Vera hoy cumple 6 mesecitos y gracias a papá que nos ha sorprendido con una tartita, velas, chuches, gorritos y confeti, lo hemos celebrado por todo lo alto. 
Hemos cantado, soplado las velitas y sobre todo hemos disfrutado de ver la cara de felicidad de esta pequeña duendecita que nos trae la mayor alegría a nuestras vidas.

Te deseábamos. Te queríamos cuando estabas en la barriga. Te vimos nacer... Lo que no sabíamos era que cada día todos esos sentimientos irían creciendo a pasos agigantados.

lunes, 17 de diciembre de 2012

WISHLIST...


¿Pikler o parque?

Parque sí o parque también...

Este es uno de los últimos consejos que hemos recibido de mucha de la gente que nos rodea." ¿cómo no vais a tener un parque?", "el parque es genial para que la niña esté bien recogidita", "debeis tenerlo porque asi no se escapa de un lado para otro".

PUES NO. Eso es lo que opino, le pese a quien le pese. Ni quiero, ni necesito un parque. Siempre he imaginado a mi hija moviéndose por el suelo, descubriendo todo lo que la rodea y ahora está empezando a llegar ese momento. Nos regalaron una gran mantita de juegos, y a pesar de su tamaño, Vera se acaba saliendo. A nuestra intrépida pequeña le llama la atención todo aquello que está fuera de la manta, todo aquello que ella ve que nosotros utilizamos y supongo que todo lo que se sale de los límites que su mantita marca.

Hace tiempo conocí a través de algún blog (el rumor de las libélulas) de Noraya Kalam el libro "Moverse en libertad" de Emmi Pikler. Según esta pediatra, los niños pueden tener un desarrollo motor adecuado sin ayuda de un adulto, en condiciones ambientales adecuadas. Se centra en el desarrollo motor espontáneo de los pequeños para el cual, la intervención de los adultos no siempre es beneficiosa, ya que en ocasiones intentamos provocar posturas para los cuales los pequeños no están preparados.
Yo soy partidaria de ver a Vera moverse en libertad y descubrir así todo su entorno

viernes, 14 de diciembre de 2012

FELIZ NO-BAUTIZO...


Los días como aquel siempre están llenos de grandes momentos...


jueves, 13 de diciembre de 2012

PAJARITA´S PARTY


No hay nada más agradable que pasar la tarde junto a mi pequeña y más aún cuando decidimos compartir mantita para entretenernos cada una con alguna cosita. Hace unos días aproveché uno de esos ratitos para preparar las pajaritas que más tarde llevaríamos en la PAJARITA´S PARTY como celebración del cumple de un amigo.
Mientras Vera disfrutaba con algunos de sus juguetes, yo pude dedicar un ratito a preparar las pajaritas, sobre todo la minipajarita que ella llevaría a la fiesta y unas gafas de fieltro que aguantó todo lo que pudo. 

Me encanta verla jugar a mi lado y escuchar su risa cuando canto una canción o escuchamos alguna juntas. Además, la pequeña Vera está aprendiendo a avanzar un poquito arrastrándose mientras se ayuda con sus manitas agarrándose a algo con lo que avanzar. 


miércoles, 12 de diciembre de 2012

La crianza feliz...

Hoy ha caído en mis manos el libro "La crianza feliz" de Rosa Jové. Aunque todavía no he terminado de leerlo, puedo decir que me está gustando bastante y me está ayudando a comprender un poquito más todo lo que gira en torno a la crianza de los hijos. Aunque podría señalar muchísimos párrafos del libro, hoy me quedo con estos...


"La decisión de tener un hijo es trascendental. Es aceptar por siempre que tu corazón ande vagando fuera de tu cuerpo. E. Stone"


 "Michel Odent recomienda "mamiferar el parto" es decir, recuperar como mamíferos nuestra capacidad de parir sin que nada nos estorbe"


"El parto conlleva el nacimiento de un nuevo ser que tiene derecho a ser recibido con respeto a  sus necesidades básicas, con seguridad pero con amor. Las separaciones injustificadas del recién nacido de su madre no son inocuas, ya que el mejor sitio en el que pueden estar los bebés es en  brazos de su madre  y recibir así su calor, amor, protección y, por supuesto, el mejor alimento: su leche"



La Mujer Salvaje...



"El arquetipo de la Mujer Salvaje envuelve al ser alfa matrilíneo. Hay veces en que la percibimos, aunque solo de manera fugaz, y entonces experimentamos el ardiente deseo de seguir adelante. Algunas mujeres perciben este vivificante "sabor de lo salvaje" durante el embarazo, durante la lactancia de los hijos, durante el milagro del cambio que en ellas  se opera cuando crían a un hijo o cuando cuidan una relación amorosa con el mismo esmero con que se cuida un amado jardín..."

Mujeres que corren con los lobos. 
Clarissa Pinkola Estes

Ser una buena o mala mamá...

Cuando soñaba con ser mamá algún día, me preguntaba como sería yo en ese nuevo papel. Siempre tuve  curiosidad por saber cómo me comportaría, cómo me sentiría...
Al iniciar mi embarazo tenía algunas ideas más o menos claras de lo que me gustaría hacer con mi bebé en cuanto a alimentación, sueño, etc e incluso escuché muchos consejos de compañeras, amigos, etc sobre métodos infalibles para hacer dormir a tu bebé solito. 
A medida que fue avanzando el embarazo tuve la necesidad de informarme un poquito más, leer acerca del tema de la lactancia, etc y además conté con el apoyo de una serie de personas que me mostraron una opción diferente a la que escuchaba en la mayoría de la gente que me rodeaba. 
Ahora puedo decir que mi manera de pensar en este tema ha cambiado bastante, y la maternidad me ha cambiado. ¿soy mejor o peor madre de lo que yo había imaginado?¿es mejor o peor la opción que he decidido tomar con mi hija?... imagino que con el tiempo iré viendo en qué estaré acertando y en qué aspectos me estaré equivocando, pero sin duda...

ahora creo más que nunca:
-en la crianza con apego
-en pasar todo el tiempo que puedo con mi hija Vera en brazos, porque abrazar y mimar no es malcriar
-en pasar horas y horas con ella enganchada en la teta mientras con su manita va descubriendo a mamá
-en el placer de despertarme a su lado y verla sonreir
-en el gusto de verla jugar, dormir, comer, reir, soñar las 24 horas del día
-ser mamá te cambia,  te hace sentir más viva, más completa
-lo que dicen los demás no tiene porqué importarte. La opción que mamá y papá eligen es la mejor para nuestra hija
-cuanto más "buena mamá" me siento, más "mala mamá" soy para mucha gente que no comparte algunas ideas
-mi bebé no llora porque sí, ni eso le ayuda a "que se abran sus pulmones" como tuvimos que escuchar ;)
-el llanto no es necesario. Cuando mi hija se despierta asustada, temblando... los brazos de mamá y papá es lo que más tranquilidad le ofrece

y sobre todo... creo en la felicidad que siento al comprobar que mi pequeña sonríe cada vez más al sentirnos siempre cerca

miércoles, 5 de diciembre de 2012

Poderío femenino...

Esta mañana, revisando un poquito el facebook, me encontré con esta entrada que me ha encantado. Ojalá consiguiera hablar así y hacer de estas palabras una realidad. Creo que es importantísimo que las mujeres nos empecemos a sentir bonitas y tranquilas con nuestro cuerpo, tal y como este sea, sin importarnos los cambios o kilitos de más que a veces tenemos, como en mi caso después de ser mamá.  Quiero aprender a verme mejor, a sentirme especial tal y como soy y a transmitir esto a las mujeres que me rodean :)



"Poderío Femenino:

El primer paso es la aceptación. Mi cuerpo es como es, lo amo, lo cuido, lo mimo, lo disfruto, lo gozo...Independientemente de lo que me digan los demás...Mi cuerpo es mío. Lo disfruto como yo decido. Nadie puede entrar en él ni opinar sobre él si yo no lo autorizo. Mi cuerpo es mi templo, es sagrado, lo amo y lo acepto.

Hago las paces con mi cuerpo aunque no sea lo que esperaba. Porque a quién responden esas expectativas ¿A lo que yo verdaderamente esperaba de mí o a lo que los demás o la sociedad me dice? Mi cuerpo es mi habitáculo y lo habito de manera amable. Me relaciono con mi cuerpo con amor y admiración.

Miro y observo con amor mi cuerpo, mi vientre, me hago consciente de que ahí dentro hay un útero, que hay unos ovarios y que puede haber en este momento óvulos...Me contemplo, contemplo la hermosura de mi cuerpo, mi vientre generador y creador de vida.

Aprecio y toco mi cuerpo, también mis pechos.

Soy mujer, menstrúo cada mes, mi sangre me da la oportunidad de renacer.

Adoro y disfruto mi cuerpo.

Mi cuerpo es mi templo."

martes, 6 de noviembre de 2012

Puérpera perdida...

Esta mañana he encontrado en el facebook de una amiga este texto que tan bien define las sensaciones que se sienten durante el puerperio, al menos... yo me siento muy identificada. 
ÚLTIMAMENTE VOY PUERPERA PERDIDA...

Últimamente voy
puerpera perdida,
despeinada,
sonrisa boca-oreja,
catarata de lágrimas
a ratos azul claro,
a ratos gris.

Ando desparejada en calcetines,
radiante, con ojeras,
ando cambiante en tallas de sostenes,
sin excusas ni esquinas
en este tu/mi hogar,
en esta cueva
ando mitad guarida y laberinto,
ando loba, infantil, recién nacida,
ando viejísima recogiendo miedos,
con los pechos al aire medio día,
bella, sin depilar.

Ando de calle, parque,
ando de sombra,
ando de subidón de oxitocina,
no cuento tomas, sueños, ni pañales,
sólo tú...

Últimamente voy
puerpera perdida,
a veces sola (lo reconozco),
sola entre multitudes,
incomprendida,
imcomprensible,
buscando tribu.

Ando revuelta, removida,
río salvaje, meandros,
coágulos de sangre,
MELA, mar.

Ando hablando de partos,
tengo largas conversaciones
con una cicatriz…

Ando nueva de libido,
en la experiencia sexual más fuerte de mi vida.
Siento, hombre mío, no siempre encontrar
hueco para ti.

Ando de balbuceos, monosílabos,
ando de tatatatata y mamamama
dispuesta, disponible,
minutos, horas, días, meses, año…
ando también de libro, ando de web.

Ando desaprendiendo, constelando,
escarbando en mi infancia,

largo viaje...


Últimamente voy
puerpera perdida,
ando hija mía todavía
en esta tu/mi iniciación.

Myriam Moya tena

miércoles, 31 de octubre de 2012

FELICIDAD COMPARTIDA...

Desde hace tiempo, pienso que ser feliz genera en nosotros una sensación muy positiva, pero compartir nuestra felicidad nos hace crecer mucho más. 
Cada día me siento orgullosa de esta nueva etapa que inicié hace cuatro meses y medio como mamá y de nuevo he revivido el momento del nacimiento de mi hija al vivir muy de cerca el nacimiento de la que considero  una sobrina. Sentí mucha ilusión cuando supe que el parto se estaba iniciando y podría decir que estaba tan nerviosa como en mi propio parto. Una gran amiga iba a ser madre y solo podía desearle lo mejor. Envié toda la energía y fuerza que pude para que todo saliera bien, aunque realmente no hacía falta. Ella es fuerte y confiaba en que iba a ayudar a que su hija naciera en las mejores condiciones, y así fue... como pude ver en la primera imagen que tuve de ellas. Creo que ver a una mamá tan sonriente junto a su pequeña al momento de dar a luz, lo dice todo.

Tan solo han pasado dos días desde su nacimiento y me alegra ver lo contenta que mi amiga está, la felicidad que siente al tener a su lado a su hija y confirmar una vez más que ser madre es la experiencia más increible que se puede vivir. Cada día es especial, mágico y un continuo aprendizaje de estos pequeños que van llegando. Y sí, aún me siento como en una nube de la que aún no he bajado al descubrir la ilusión y la fuerza que te puede aportar un hijo. 

domingo, 8 de julio de 2012

Aprendiendo el verdadero significado de la palabra "Puerperio"


Como decía en el post anterior, he estado bastantes meses preprándome para el momento del parto, escuchando y descubriendo muchos términos relacionados con el embarazo, parto, lactancia, crianza, etc entre ellos, el de "PUERPERIO".
Ahora, después de 20 días desde que dí a luz a Vera, voy conociendo el verdadero significado de esta palabra. El puerperio no solo supone los 40 días posteriores al momento del parto. En mi opinión, no creo que el puerperio dure exactamente 30, 40, o no se cuantos días concretos, sino mas bien creo que será toda una etapa que se inició tras conocer a la pequeña y que continuará hasta pasado bastante tiempo. Estoy viviendo esta etapa como un momento de fusión completa con ella, de autoconocimiento, como el descubrimiento de facetas que aún desconocía de mí misma y principalmente como un momento de unión increible con mi niña. 
Creo que la mayoría de las personas nos preparamos para vivir nuestro embarazo de la mejor manera posible, para disfrutar de un parto respetado y "menos doloroso", cambiando la idea de un momento de dolor insoportable por la idea de "el dolor pasajero que me lleva a conocer a mi hija", pero... ¿qué hay del puerperio?. Creo que es poca la información que  nos llega sobre este proceso, aparte de lo típico de las mil y una visitas en casa, la reorganización familiar, etc. 
En esta etapa me siento bastante sensible y muy susceptible ante cualquier cosa que pase a mi alrededor y sí, por mucha información que haya recibido, creo que es dificil saber con antelación las sensaciones que cada persona puede experimentar durante este periodo. 
Me siento muy orgullosa de todas las decisiones que mi pareja y yo hemos ido tomando con respecto a la crianza de nuestra hija y me refiero de momento al hecho de darle el pecho y el hecho de que duerma en medio de nosotros dos desde que estamos en casa. En cuanto al tema de la lactancia, considero que todas las mujeres deberían probar la experiencia de dar el pecho a sus hijos, aunque tuvieran claro que quieren dar biberón. Para mí, que desde el principio tuve muy claro que prefería dar el pecho, está siendo una de las experiencias más bonitas que he vivido en los últimos tiempos. El momento de amamantar a la peque se convierte en un tiempo de unión y de conocimiento mutuo. En cuanto al tema del colecho, ya en el hospital decidí que Vera dormiría conmigo durante las dos noches que me tocó pasar allí dentro, y me resulta complicado contar el cúmulo de sensaciones vividas, pero lo que sí tengo claro es que desde el momento en que la ví, tuve claro que necesitaba calor tanto de papá como de mamá. Al llegar a casa, teníamos pensado que la primera noche durmiera en nuestra cama, y así fue. De este tema solo añadir que a día de hoy seguimos siendo tres en la cama y cada día más a gusto. Me encanta despertar a su lado, sentirla cerca durante toda la noche, ver como apenas llora porque cuando se asusta o quiere comer no tarda en sentir nuestro calor o en cogerse a la teta. Podría pasar horas y horas viendo los gestos que hace al despertarse y la cara de felicidad que tiene en todo momento. 
Me siento muy tranquila con todo lo que estamos haciendo, aunque reconozco que a veces se hace dificil, cuando continuamente escuchas consejos, opiniones de todo tipo que incluso  en ocasiones te hacen poner en duda tu modo de hacer las cosas. Principalmente sé que hay mucha gente que no es partidaria del colecho ni siquiera de amamantar al bebé cada vez que lo pida, pero creo que Vera de momento es feliz con ello, es lo que necesita y por supuesto, no creo que todo el afecto, caricias, calor corporal, etc que recibe puedan traerle nada negativo. 
Tal y como leí el otro día una frase de Carlos González "Las personas deben comprender que malcriar es criar mal. Malcriar no es cogerle mucho en brazos, estar mucho con él o cantarle muchas canciones. Malcriar es no hacerle caso, abandonarle…."

sábado, 7 de julio de 2012

Recibiendo a Vera...

 Esta mañana me ha despertado un mensaje. Una compañera de kundalini yoga estaba iniciando su parto. Es curioso, pero desde ese momento, me ha costado volver a conciliar el sueño. El mensaje me ha removido y de pronto he empezado a recordar ese momento que tan recientemente he vivido. 
Han sido muchos meses los que he estado preparándome a través del kundalini yoga y las clases de preparación al parto, para cuando llegara mi momento. 
La verdad es que los últimos días de embarazo el cuerpo te va avisando de que el momento se acerca y algo dentro de mí, me decía que me quedaba poco tiempo para disfrutar de mi barriguita y de la unión tan increible que supone tener a tu bebé contigo. Han sido 40 semanas de embarazo y sin embargo se han pasado volando... sobre todo desde el momento en que empecé a notar los movimientos de Vera. 
En cuanto a mi idea del parto... a diferencia de lo que muchos piensen...  empezó en el mismo momento en que noté la primera contracción fuerte. Eran las 00.00 de la madrugada cuando llegó la primera y con tranquilidad decidí irme a dormir y descansar todo lo que pudiera, aún sabiendo que ese era el comienzo de largas horas de espera. Tuve la suerte de contar con la compañía de dos personas muy especiales, mi chico y mi madre. Ambos se habían preocupado mucho por prepararse cada uno a su modo, y principalmente por saber qué era lo que yo esperaba de ellos en ese momento. Supieron respetar cada una de mis decisiones y sin agobiarme nunca, me ayudaron de la mejor manera posible, con su compañía, confianza, seguridad y apoyo incondicional. Asi que, pasaron las horas y conseguí dormir bastante entre contracción y contracción. En cada una, adoptando las posturas que más cómodas me resultaban y que tanto me habían aconsejado. Ya por la mañana, las molestias eran cada vez más seguidas pero sabía que todavía no era mi momento. Y así, aguanté hasta las 7 y algo de la tarde, cuando éstas empezaron a darse de 4 en 4 minutos aproximadamente. Fue entonces cuando les avisé de que estaba preparada para ir al hospital (bueno... creo que nunca se está preparado para ello). 
Tal y como esperaba la llegada al hospital remueve todo dentro de ti y desde luego, no ayuda. Los monitores puestos, la matrona sin idea de que me pudiera levantar de la cama, etc... Tras decidir que finalmente me pondría la epidural (algo que no tenía pensado hacer desde un principio), esto me ayudó a confiar un poquito más en mí y a las 00.10 de la madrugada, vi asomar la cabecita de mi pequeña. Recuerdo que los cinco o diez minutos escasos que estuve en el paritorio, tras cada intento porque mi niña llegara al mundo, sonreía... sabía que era cuestión de minutos el poder abrazarla. 
Y sí... lo único que salía de nosotros en ese momento era: !qué bonita es!. 
Creo que pocos momentos pueden resultar tan emocionantes como ese.
Nunca podré agradecer lo suficiente el apoyo de  mi madre durante todos esos días y el de mi pareja, que supo estar conmigo cada día, hasta el último momento. El tiempo en la sala de dilatación se pasó relativamente rápido con su mano siempre cogiendo la mía, y la energía que recibí de mi familia, que fuera esperaban ansiosos  conocer a Vera.

viernes, 4 de mayo de 2012

Respiras y yo...

 
Respiras y Yo
Contracciones de amor 
van y vienen de ti 
por dentro y por fuera 
de repente los latidos se aceleran 
empiezo a sentir que es algo especial 
la bolsa parece papel celofán 
se rompe a la vez que veo escapar 
el mar que en tu vientre me hacía flotar 
no sé si será esta vez la última o la primera 
solo sé que hay olor a primavera... 
Me acerco a la luz, me alejo de ti 
te cambio por eso que llaman vivir 
me acerco a la luz 
tu abres la salida 
que me lleva a eso a lo que llaman vida 

Una luz al final 
donde voy a pasar 
hay ruido allí fuera 
por momentos se te ensanchan las caderas 
respiras y yo respiro por tí 
empujas, no sé si deseo salir 
me noto rodar despacio hasta el fin 
más cerca, más ruido, más lejos de aquí 
no sé si me voy de ti o eres tú quién me dejas 
tu nerviosa y frágil, 
yo desnudo y dando vueltas 

Me acerco a la luz, me alejo de ti 
te cambio por eso que llaman vivir 
me acerco a la luz 
tu abres la salida 
que me lleva a eso a lo que llaman vida 

Después de salir, me dejan sobre ti 
me hacen llorar, te veo sonreir 
y sé que esto es algo que nunca 
nunca jamás 
nunca jamás volveré... a reperir... 

Me acerco a la luz, me alejo de ti 
te cambio por eso que llaman vivir 
me acerco a la luz 
tu abres la salida 
que me lleva a eso a lo que llaman vida 

Vida, Vida, Vida, Vida... 

Una canción muy especial que una amiga me ha regalado durante este viernes.
¿No es emocionante?

martes, 10 de abril de 2012

Dolce far niente...

“Al final he logrado creer en algo que yo llamo la física de la búsqueda. Una fuerza de la naturaleza que se rige por leyes tan reales como la ley de la gravedad. La regla de la física de la búsqueda viene a decir algo así: si tienes el valor de dejar atrás todo lo que te protege y te consuela, lo cual puede ser desde tu casa hasta viejos rencores, y embarcarte en un viaje en busca de la verdad, ya sea interior o exterior, y si estás dispuesto a que todo lo que te pase en ese viaje te ilumine y a que todo al que encuentres en el camino te enseñe algo; y si estás preparado, sobretodo, a afrontar y a perdonar algunas de las realidades muy duras de ti mismo, entonces la verdad no te será negada”

COME REZA AMA

 

Template by BloggerCandy.com