domingo, 31 de diciembre de 2006

¿Y tú, eres vivo o normal?...

"...¡A qué tentación, a qué extremos nos conduce la lucidez!¿Vamos a desertar de ella para refugiarnos en la inconsciencia?.Cualquiera puede salvarse por medio del sueño, cualquiera tiene genio mientras duerme: no hay diferencias entre los sueños de un carnicero y los de un poeta. El día nos quita los dones que la noche nos dispensa. Sólo el loco posee el privilegio de pasar sin roces de la existencia nocturna a a diurna: no hay distinción alguna entre sus sueños y sus vigilias.
Es el loco que hay en nosotros el que nos obliga a la aventura; si nos abandona, estamos perdidos: todo depende de él, incluso nuestra vida vegetativa; es él quien nos invita a respirar, quien nos fuerza a ello, y es también quien empuja a la sangre a pasearse por nuestras venas. ¡ Si se retira, nos quedamos solos! NO se puede ser normal y vivo a la vez..." 

La tentación de existir. Ciorán

jueves, 28 de diciembre de 2006

Desvaríos...

Noviembre se escapa escurridizo,y deja
tras de sí, una alfombra blanca en la que quedarán grabadas para siempre Five_Seconds_Before_The_Sunset_by_Rilsir.jpg
las palabras que se dijeron en aquel portal,  
las caricias que sellaron pactos eternos,
las cerezas... que se quedaron en el límite...
los encuentros y las despedidas,
las respuestas encontradas al otro lado del cristal
en un día de lluvia, de olor a tierra mojada, de deseos  incontrolables.
Van quedando atrás las huellas de "días extraños", y mágicos,
las tardes en una baranda de terraza, y de fondo el silbido de un tren tras otro
un viaje que empieza para unos y muere para otros.
¿Hasta dónde crecerá aquel árbol?
¿Llegará más alto que el vuelo de cualquiera de mis sueños?

Imagen: Five seconds before.
Rilsir

Escuchando...

calle sintra.jpg"Pienso que estar por afuera,
no es como estar por las calles
y caminar aunque llueva para buscarte esta tarde
aunque yo sepa de sobra que nunca llamas
y que has quedado casi un año en un desván deshabitado
Como hiciste en septiembre cada vez que yo salia
tus escapadas al cielo, tus vacaciones de lo nuestro
Como en los años noventa
todo eran telediarios, informativos contrastados,
muchas versiones de algo, reducidas a cenizas,
son los problemas de siempre
aunque no quieras mirarme
vas  atener que escucharme
no me consuelo con poco, vas a tener que estirarte
no consigo contenerme
voy a tener que romperte 
Son estos días, los que me sacan de quicio
colas llenas de personas esperando en las paradas
y me dirijo y te persigo, y te espío, sin sentido"
Iván Ferreiro
 Gracias a Moi por esta canción que me llegó a través de él, en unos de esos viajes que nunca se olvidan.
Foto: Sintra. (Lisboa) Puente de Diciembre 2006
Y con música, algo más de Andrés Judak  que bien sé que se alegrará al ver su música llegar a otros. ¿Alguien se anima a perderse en sus letras?

martes, 26 de diciembre de 2006

El hueco de la escalera...

Y mira tú... que a veces una sueña con saltar, y dar un paso más hacia la espiral, y tantas ganas... y todo para que luego, en uno de tus sueños de medianoche sientas que caes por el hueco de una vieja escalera, y basta eso para despertar agarrándote a la cama, con los ojos y la espalda húmedos.
Claro... porque cuando sueñas dormido nadie te sonríe en alemán, ni te sube por las escaleras sobre unos esquís, enganchada a su cuello. Sabes que en tu sueño, quizás el trineo te caiga encima, y cuando abras los ojos nadie estará allí, y todo será blanco, o negro...  Por eso yo prefiero soñar despierta, dibujar el sueño a mi antojo, y pensar que cuando los ojos se abran, será azul, solo azul.
 Y mientras tanto bandejas de turrón, bolitas de coco, y una pila de dulces sobre una bandeja que con los años se queja, como tu estómago el día 26, que gruñe con rabia, acordándose del rojo trepador de balcones...
Y con todo eso, las ganas siempre de serguir creyendo en la magia, en la casualidad,
Querer "creer" que si miras por la ventanilla y haces un dibujo con tu dedo en el cristal helado, el siguiente que coja tu asiento lo repasará con su dedo, y sonreirá... y pensará lo que tu, ¡cómo me gusta el frío!.<strong>El hueco de la escalera...</strong>
Pasarás al lado de un coche y alguien dentro tarareará la letra de esa canción que te viene rondando la cabeza desde ayer, y quien sabe si su vida dará tantas vueltas como la tuya, o como la de aquella chica morena, de cinta en la cabeza, camisa blanca y corbata roja, con la que te cruzas por segunda vez en Madrid un dia cualquiera, y la miras... y te mira, y las dos cerrais la boca con fuerza para esconder la sorpresa, o el gesto de ..¡menuda casualidad!.
Y si te asomas a tu ventana, olor a castañas, cipreses bailando, y unos zapatos que esperan la magia de los reyes magos. O quien sabe,,, las flechas en el asfalto y las paredes, señalando el camino a seguir para encontrarlo, siempre después de haber completado las piezas de su foto, de aquel album de caras desconocidas... o un guiño en el ojo ajeno, de alguien que entendió lo que pasaba por tu cabeza,,,
Se me olvidaba... mientras las fiestas...

viernes, 22 de diciembre de 2006

Vuelo de papel

earling_waking_by_equivoque.pngCoger un tren a media tarde, para pasear sola por una ciudad desconocida
Hablar contigo misma, y observarte en escaparates ajenos... viendo allí arriba, como una veleta te indica la dirección a seguir, dibujando huellas mojadas en un suelo frio y gris. 
Cerrar los ojos y volverlos a abrir, para seguir a la primera persona que se cruce en tu camino... seguir sus pasos y entrar a una cafetería por azar, elegir la mesa de la esquina, con vistas al fin del mundo, observar todo lo que pasa a tu alrededor, y escribir una carta en papel de servilleta. Acercar la cara al cristal y sentir como el frio se cuela en tu cuerpo, y  un gesto de bufanda... que acabe con ese dolor. Volver la vista de nuevo hacia la calle... y ver aquello que te espera, anudarte los cordones del zapato izquierdo, subirte el calcetín naranja del pie derecho, y armarte de valor...
Salir.
Sacar tu mano del bolsillo, con la carta convertida en un avión de papel... y caminar hasta aquel semáforo. Esperar que se ponga verde y lanzar con toda tu fuerza el avión... cruzar los dedos, y esperar a que el azar lo ayude a cruzar, lo levante por encima de los coches, y atine a escapar de las manos de algún niño...
Allí irán tus palabras... para ser recogidas por alguien, que jamás llegarás a conocer... pero que con suerte, lo utilizará como marcapáginas en su lectura de cada noche... 
 Escuchando "Shattered" Rafa Russo

jueves, 14 de diciembre de 2006

Frio frio frio...

Frio como en el Infierno
Estamos en invierno y esto es Roma
y tú no estás.
Yo voy de un lado a otro
de tu nombre,
lo mismo
que un oso en una jaula;
marco un número;
pongo la radio, escucho una canción
de Patti Smith dar vueltas dentro de Patti Smith
igual que un gato en una lavadora. Estamos en invierno y yo busco cuchillos;
miro la calle;
pienso en Pasolini;
cojes una naranja con mi mano.
Y esto es Roma.
La nieve
convierte la ciudad en una parte del cielo,
ilumina la noche,
deja sobre las casas su ángel multipicado.
Y tu no estás.
Yo cierro una ventana,
miro el televisor,
leo a Ungaretti,
pienso
la distancia es azul,
yo soy lo único que hay entre tú y este frío
Estamos en invierno y esta ciudad no es Roma
ni ninguna otra parte.
Miro atrás
has cerrado los ojos
y sueñas con un bosque;
de repente
alargas una mano,
Buscas una manzana
que está en el otro lado de la mujer dormida...
Mientras,
yo odio este mundo fría como el infierno
y el cansancio que caza lentamente mis ojos;
odio al lobo que has puesto en la palabra noche
y la forma en que llenas la habitación vacia.
Odio lo que veré
desde hoy y para siempre: tus pisadas
en la nieve de Roma, donde nunca has estado.


Benjamín Prado.
 Y mientras las manos frías, el seguir mirando por un cristal medio empañado que confunde la realidad con aquello que sueñas, ... las castañas asadas, las manos de pintura aún por dar a la pared de la otra acera... y el mundo que gira ...
¡Fuera vértigos!
Escuchando  "Il lungo addio"  Tre metri sopra il cielo

domingo, 10 de diciembre de 2006

Lisboa

Cinco días han bastado para grabar nuestras huellas por calles hasta el momento desconocidasvistas.jpg.

Con ganas de descubrir todo lo que encontramos en el camino, buscando ángulos en sepia o blanco y negro, encontrando el color en los días de sol, así como mostrando nuestro abanico de nostalgia en un Palacio Da Pena cubierto por la niebla, enfriando las manos y los calcetines.

Tiempo para sentir, para renovarse, para dejarse llevar y volver siendo otro...
belem.jpg
Porque un amigo me dijo una vez algo así como que <<después de un viaje, nunca se vuelve siendo el mismo>>, y llevaba razón. Uno vuelve lleno de vida, de aire nuevo, de palabras y caras ahora conocidas, con un sentimiento hacia determinadas personas que crece y crece...
Rincones como Lisboa, Sintra, Belem, Estoril, Cascais, Cabo da Roca ...sonidos de Fado, y lo mejor, las ganas de volver, y una lista inmensa de futuros viajes todos juntos.
 

Template by BloggerCandy.com